sábado 17 de abril de 2021 - Edición Nº864

La Región | 1 feb 2021

La unión hizo la fuerza

Emotiva manifestación contra la contaminación del Arroyo Rodríguez

Con una puntualidad asombrosa, el pasado viernes a las 18:00, los vecinos del Arroyo Rodríguez, podridos de esperar soluciones oficiales, dijeron basta, se unieron y se manifestaron.


Desde temprano, el último viernes, comenzaron a llegar mensajes y fotos de los vecinos del arroyo a la redacción de NexoNorte. Estupefactos e indignados al mismo tiempo. En un mensaje de tintes mafiosos, se vieron distintas máquinas apostadas a los costados del Camino General Belgrano a la altura del puente Venecia. La imagen de camiones atmosféricos y diferentes máquinas excavadoras hablaba por sí sola. 

¡Qué casualidad! Justo el día que se convocaba a manifestarse contra la creciente y despiadada contaminación del Arroyo Rodríguez por parte de coquetos barrios privados, el establecimiento porcino Santa Elena y el Frigorífico de Gorina, se enviaron maquinarias y operarios al punto de reunión. En las redes corría un mensaje: en el Rodríguez, además de sentirse el olor nauseabundo, se sentía el olor a desesperación. La desesperación de los delincuentes.

La maquinaria, perteneciente a la empresa Automat Argentina, se pudo divisar tanto sobre el camino como sobre el mismo Arroyo. En un trabajo apurado y sin mayor organización, se pudo observar vehículos de trabajo bajando torpemente al cauce de agua, y para colmo, arrancando toda vegetación a su paso. 


¡Todas las generaciones dijeron presente!

Automat Argentina es una empresa de servicios que, según cuentan en su propia web,  “posee 42 años de trayectoria en el mercado argentino brindando soluciones tanto para el sector público como privado. Nuestras divisiones son: saneamiento y limpiezas urbanas, infraestructura y dragados, limpiezas técnicas en industrias”.

Este mensaje no intimidó a nadie, al contrario, le dió más fuerza y alcance a la manifestación. Así, sobre la hora de la convocatoria, se cortó el camino Belgrano y se acercaron alrededor de 400 vecinos, en su gran mayoría, vestidos de negro tal como se convocaba al “Velorio del Arroyo”. La puntualidad, el nivel de convocatoria y el apego a la consigna denota un grupo organizado.


Los músicos y la "marcha fúnebre".

A la hora pactada, la gente llegó al puente Venecia, ubicado en Camino General Belgrano y 481, un lugar que años atrás supo ser, un espacio verde de recreación, en donde se alquilaban botes, los niños jugaban y la gente pescaba. Algo impensado actualmente. Solamente el olor te impide asomarte a ver por el puente, el olor ahuyenta, hace mal.

Distintos vecinos hablaron, se expresaron y se pasaron el micrófono. La manifestación fue plural, no hubo una única voz. Sobre el camino, entre los minutos de oradores al micrófono, 3 músicos se manifestaron con una de las artes más expresivas, emotivas y universales que hay: la música. Con violonchelos y piano se interpretaron distintas obras de música clásica entre las que sobresalió la conocidísima marcha fúnebre de Chopin.


Mensaje claro.

El frigorífico de Gorina, el mayor contaminante, se comprometió a poner en orden su matadero. Teóricamente ya se está ejecutando la obra para la instalación de una nueva planta de biodigestión para los efluentes. La cuestión es que dicha obra, en caso de que realmente se ejecute, estará lista en 15 meses. ¿No deberían clausurarla ya mismo en vez de seguir enfermando a la gente por un año más? Se ve a las claras que el poder empresario y del dinero es más fuerte que la salud.

La fecha finalmente llegó. Los reclamos dejaron de ser virtuales y salieron a la calle. No hubo comunicados ni de los organismos encargados de controlar a estas empresas despiadadas ni del municipio. No es que no escucharon, sólo hacen oídos sordos. El reclamo se oyó: los vecinos pusieron el reclamo y el lamento en el cielo.

Por Nahuel Blanco.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias