jueves 04 de marzo de 2021 - Edición Nº820

Villa Elisa | 8 feb 2021

El crimen que conmueve a la región

¿Qué se sabe hasta ahora del asesinato de Eduardo Chantada?

Poco a poco se van conociendo detalles de la fatídica tarde del pasado domingo.


La muerte de Eduardo Chantada, abogado de 52 años, a manos de 2 delincuentes el domingo pasado en el barrio de Villa Elisa, conmovió a la región. Una tristeza profunda caló hondo en los angustiados vecinos de la zona. Hartos e impotentes ante la tremenda escalada de la violencia enmarcada en hechos de inseguridad no pudieron más que sentir mucha tristeza. Un sentimiento que no paraliza, al contrario, moviliza.

Tal es así que el "Alarmazo" convocado para la noche del lunes se hizo sentir muy fuerte. Hasta el vecino más tímido se hizo oir. Ahora: ¿Qué es lo que se sabe del momento en que Eduardo Chantada perdió su vida a manos de dos delincuentes?

En un primer instante se barajó poca información, y alguna errónea. Eduardo no estaba con sus hijas como informó la mayoría de los medios, incluído este, minutos después de la tragedia. Chantada estaba con su pareja, había ido a comer un típico asado dominguero a lo de un amigo. Los menores que estaban en el lugar del hecho son hijos, en realidad, de los dueños de la casa. 

Por lo que sabemos hasta ahora, cerca de las 17:00 dos hampones se apersonaron en la propiedad, ubicada en Calle 28 y 409 y, aprovechando un portón abierto, se colaron dentro de la casa. Todo fue rápido, todo fue irremediable. Se oyó fuerte un: ¡Esto es un robo!

Acto seguido, uno de los 2 maleantes ingresó al interior de la propiedad, no al jardín, sino dentro de la casa, en donde se encontraba Chantada, solo. Todo indica que había salido de la casa, dejado el portón abierto y había vuelto a buscar unas llaves. Ahí nomás, y segudos después, sonaron dos disparos.

El interior de la finca de Villa Elisa donde ocurrió la tragedia. Foto: Fernando Tocho.

Los delincuentes huyeron inmediatamente. Según una cámara de seguridad de un vecino que capturó instancias anteriores al hecho, merodeaban la zona en situación sospechosa, "estaban bichando", o al menos eso parecía. Escaparon en una moto roja. El que manejaba llevaba un casco azul, el de atrás remera blanca y mochila oscura. 

Las pericias posteriores encontraron, al menos, una vaina servida de calibre .40. Un calibre que no es muy común en estos casos. Además, todo, indicaría una ejecución. El tiro fue a la nuca, de arriba hacia abajo. ¿Estaba de rodillas? ¿Los tiros se escaparon y uno termino siendo letal? ¿El otro tiro dónde está?

Por lo general, un calibre .40 se usa , al menos en Argentina, para defensa, de hecho, es un arma que suele ser utilizada por gente "que está en el tema". Es un arma hecha para matar, no es para jugar a ser el malo. La munición del calibre usado no es barata, las armas que las disparan son caras, son pistolas modernas, de primera: Glock, Heckler & Koch, Smith and Wesson

¿Esto indica que se trató de un ajuste de cuentas a manos de sicarios? No. Por como actuaron todo indica que no se trataría de profesionales, eso indican fuentes cercanas al caso. Los sicarios suelen usar calibres más silenciosos, por lo general un .22. Los dos disparos que se oyeron en Villa Elisa hicieron ruido.

La fuente judicial descartó a Télam que estén investigando un homicidio por encargo o por un ajuste de cuentas y comentó que se trató de "un intento de robo cometido por inexpertos". "No sabían ni manejar el arma". En es caso: ¿Quizá consiguieron el arma en un ilícito anterior?

¿Se trató de un robo? Tampoco parece, a menos que los asesinos se hayan asustado tanto que olvidaron $10.000 en efectivo que estaban a la vista arriba de una mesa. No se llevaron nada. Ni los teléfonos

Finamente, Eduardo, gravemente herido, fue trasladado de urgencia al Hospital San Roque de Gonnet. Alli murió a causa del disparo mortal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias