jueves 04 de marzo de 2021 - Edición Nº820

City Bell | 11 feb 2021

Basta de Inseguridad

El barrio se hizo escuchar: Inédita manifestación en City Bell

Como estaba previsto los frentistas salieron a reclamar por sus derechos. Necesitaban ser escuchados, les urgía volver a sentirse unidos y seguros.


En una muestra contundente de unidad y sin importar las condiciones climáticas adversas, los vecinos de City Bell salieron a las calles a pedir por dos derechos que en el último tiempo les fueron arrebatados: sentirse y vivir seguros.

Atrás quedaron los días en que podían salir tranquilos, sin miedo alguno o simplemente tomarse unos mates en el parque, patio o fondo, lo que cada uno tuviera a disposición sin tener miedo.  Ahora los frentistas deben estar atentos, con los cinco sentidos agudizados, aunque a veces ni eso los salve. Los atacan de día y de noche. No existen garantías de nada.

Por este motivo, y con el apoyo de otras localidades como la de Villa Elisa, que también viene sufriendo duros golpes, marcharon desde Cantilo y Centenario hasta la Plaza Belgrano reclamando que frene la inseguridad.


La marcha hacia la Plaza Belgrano.

Los vecinos necesitaban ser escuchados, les urgía volver a sentirse unidos, seguros. Su pedido, al igual que el "Alarmazo" del pasado lunes, se hizo sentir, no pasó desapercibido.

¿Tomarán cartas en el asunto de una vez por todas los responsables?


Los vecinos contaron sus propias experiencias con la inseguridad.

Los frentistas se congregaron en Centenario y Cantilo y luego de varios minutos de palmas y pedidos por seguridad emprendieron la caminata hacia la Plaza Belgrano. Mientras comenzaba a llover sobre City Bell, y la marcha transitaba por la histórica Calle Cantilo, se oyeron palmas y cánticos pidiendo seguridad.

Minutos después, al llegar a la plaza, se formó una fraternal ronda y comenzaron a orar diferentes residentes, al micrófono, de manera espontánea, improvisada. El reclamo no requiere de ensayos previos, es genuino. Así, varios tomaron la voz para contarles a los demás el porqué del reclamo y expresar sus propias y desgraciadas vivencias relacionadas a los hechos de inseguridad.

De esta manera, y con micrófono abierto para que se expresara quien tuviese las ganas fueron pasando un vecino tras otro. Detalles más, detalles menos, los relatos tuvieron un hilo en común: la inseguridad, relatos de violencia en hechos de esta naturaleza, robos a toda hora, con armas o sin armas, de día o de noche, casos de raterismo, entraderas y todas las variedades de delincuencia que uno se pueda imaginar.

Se acordó seguir con las manifestaciones, los habitantes saben que esta lucha será larga, que recién comienza, saben con los bueyes que aran. Y así será, porque los vecinos no bajan los brazos, todos quieren vivir tranquilos, no es mucho pedir. ¿No?

Somos NexoNorte. La información transforma.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias