domingo 01 de agosto de 2021 - Edición Nº970

City Bell | 12 jun 2021

Personajes Norte

"Juanjo" Vendramín: La historia del Ilustre Ciudadano que dedica su vida a City Bell

El histórico vecino de City Bell nos irá contando cómo nació su devoción por la región, como así también su propia biografía. Una nota para disfrutar y reflexionar, en la que "Juanjo" nos abre las puertas más importantes: la de su memoria y la de sus sentimientos.


Sin dudas, una de las características más importantes de la Zona Norte son los diversos actores y actrices que la componen y que hicieron y hacen historia en cada barrio y localidad, dejando una huella indeleble a su paso. En esta ocasión, desde NexoNorte tuvimos el honor de dialogar con un personaje muy especial, Juan José Vendramín

Más conocido como "Juanjo", se destaca que en mayo del 2017, Vendramín fue reconocido por el Concejo Deliberante de la Ciudad de La Plata como Ciudadano Ilustre por su vocación como recopilador y divulgador de las virtudes de su querido City Bell.

A lo largo de la entrevista, el histórico vecino de City Bell nos irá contando cómo nació su devoción por la región, como así también su propia biografía, lo que ve en el presente y lo que imagina para el futuro de su admirada localidad. Sin dejar de lado un tema tan actual y preocupante como la inseguridad.

Recibiendo su merecido reconocimiento en el Concejo Deliberante platense.

Además, no te pierdas su visión sobre el constante progreso y su consecuencia en los valores tradicionales de la zona. Sin pasar por alto la historia de la emblemática "Librería Pinocho". Una nota para disfrutar y reflexionar, en la que "Juanjo" nos abre las puertas más importantes: la de su memoria y la de sus sentimientos.


Redacción: ¿Cómo se fue desarrollando tu pasión por la historia de City Bell? 

Juan José Vendramín: "Curiosamente mi acercamiento a los temas de City Bell empezó a gestarse mirando planos del pueblo y de la región que conservaba mi padre (era Agrimensor). Me llamaban la atención la traza del pueblo, las distintas orientaciones de las calles, el crecimiento y cambios a través del tiempo y cosas por el estilo".

"El disparador para acercarme a la historia fue una nota publicada en el diario El Día en 1971, firmada por el profesor Guillermo von Felder (que aún conservo) en la que se describía a los aborígenes de la región, el paso de las tropas de la 2ª Invasión Inglesa, la llegada de la familia Bell y finalmente el nacimiento del pueblo".  

"Empecé entonces a recolectar cualquier información que se relacionara con City Bell sin saber con qué fin. Pasados los años, ahora estoy seguro de que la pasión fue y es mi forma de agradecimiento por lo que recibí durante toda mi vida en estas tierras: vivo aquí casi desde que nací, aquí pasé una infancia plena y feliz, estudié, trabajé, formé mi familia y todavía sigo proyectando hacia adelante".

"Alguna vez dije que City Bell era una especie de mochila que llevo conmigo durante toda la vida. Pero no es una mochila pesada ni es una carga, es una mochila cómoda (como la que usaba en mi época Scout) en la que llevo todo lo que necesito para sobrevivir".


R: ¿Cómo nació la emblemática librería “Pinocho”? 

J.J.V: "En el año 1966 mi mamá Inés y mi tía Mercedes buscaban un local en alquiler para poner un negocio de ropa de bebés. En esa época se estaba construyendo la Galería Bell y mi papá vio una oportunidad, así que les propuso alquilar el local todavía casi sin terminar, pegado al colegio Estrada, y aprovechar esa circunstancia para cambiar de rubro y poner una librería". 

"Las 'socias' aceptaron la propuesta y así nació Pinocho: en sus orígenes librería, juguetería y kiosco. Más tarde mi tía abrió su propio comercio y desde entonces Pinocho fue atendido por todos en la familia, estando ahora en manos de mis hermanos Daniel y Andrés".

El frente de Pinocho, la histórica librería familiar y que es un símbolo de City Bell.


R: ¿Qué lugar ocupa en tu vida? 

J.J.V: "Después de la muerte de papá en 1973, Pinocho fue nuestro principal medio de vida y todos colaboramos para que pudiera seguir adelante superando muchas crisis. Fue una vidriera que nos expuso ante la comunidad y motivó que a lo largo de tantos años, apoyados en los valores familiares recibidos, hayamos dado y recibido todo en la relación con nuestros clientes, que son auténticos amigos y un poco nuestra familia extendida. A diario recibimos muestras del afecto que nos tiene la gente, con la figura de Inés como guía".


R: ¿Qué significa para vos haber sido reconocido como un Ciudadano Ilustre? 

J.J.V: "Una sorpresa increíble (de la que fui el último en enterarme) que partió de una idea nacida en el colegio Estrada (del que soy ex alumno y actual empleado) y que luego fue respaldada por muchas instituciones que adhirieron a la presentación hecha al Concejo Deliberante".

"Cuando participé de la promulgación de la ordenanza mencioné que me parecía injusto recibir esa distinción habiendo tantas personas que pasan su existencia salvando vidas, por ejemplo, pero que la aceptaba con orgullo como un premio a la pasión y desinterés con que desarrollo mis actividades en favor de la historia del pueblo. La distinción es una palmada en la espalda que empuja para adelante y conlleva el compromiso y responsabilidad de seguir haciendo las cosas bien".


R: ¿Nos podés contar la experiencia de lanzar “City Bell Viva”? 

J.J.V: "En el año 2000 el Arquitecto Osvaldo Fábrega propuso a la comunidad un ambicioso proyecto: un museo para City Bell, y convocó a vecinos que quisieran sumarse a su idea. Yo me acerqué colaborando en actividades informáticas y me fui entusiasmando con la idea de usar Internet como medio para publicar y difundir el proyecto".

"El proyecto del Museo me impulsó a armar una página, muy precaria, y a publicarla en Geocities (un host gratuito) y con un nombre que invitaba a disfrutar City Bell, a remarcar que estaba en constante crecimiento y que era también un grito de alegría, nació City Bell Viva".

"A medida que el tiempo avanzaba iba viendo que el proyecto del Museo era demasiado ambicioso porque necesitaba y contaba con apoyos económicos que nunca llegaron, pero al menos sirvió para que por primera vez hubiera en la Web un sitio dedicado exclusivamente a City Bell. Mucho tiempo después armé también un Blog con el mismo nombre".


R: ¿Junto a un colega formaron también un programa de radio y escribieron un libro sobre la localidad? 

J.J.V: "Se trata de Guillermo Defranco. Técnicamente no somos realmente colegas ya que él es periodista y yo ingeniero, pero compartimos el mismo amor por el pueblo. El libro 'Crónicas de la tierra de uno' fue escrito por Guillermo y aunque me honra la confusión, yo tuve participación solamente como entrevistado".

"Casi nada de lo que escribo está en papel, todo lo publico en Internet. Figuro como compilador del libro 'City Bell, vecinos que cuentan historias' publicado en 2019 por el Club Atlético City Bell, un libro colectivo hecho con testimonios de más de 60 vecinos que se sumaron a la propuesta. También estoy reuniendo testimonios para un segundo ejemplar".

Guillermo (izquierda) y "Juanjo" (derecha) en plena transmisión de su programa radial.

"Junto a Guillermo, y durante tres años, tuvimos un programa llamado 'Hablando de City Bell' en la radio online del colegio Estrada. Hacíamos honor al nombre del programa y con los muchos invitados que nos visitaron hablábamos de las cosas de City Bell. Muchos de esos programas pueden escucharse todavía en el blog del programa".


R: ¿Qué representa City Bell en tu vida? 

J.J.V: "Es mi casa... aquí viví una niñez feliz, la vivieron mis hijos y ahora la está viviendo mi nieto... ¿Qué más se puede pedir? Aquí me gané la vida atendiendo Pinocho y luego ejerciendo mi profesión, aquí cursé mi escuela primaria en el Estrada y ahora estoy terminando mi etapa activa como empleado con más de 30 años de antigüedad en el mismo lugar".

"En aquellos años felices, City Bell estaba repleta de árboles, buenos vecinos, zanjas con renacuajos, terrenos baldíos disponibles para ser usados como canchitas o campos de experimentación, territorios inexplorados a la vuelta de la calle, juegos despreocupados en las calles casi vacías, vida de barrio y sobre todo, un estilo de vida único que enamoró a más de un visitante o transeúnte casual".

"Es mi casa y cuando más conozco de su historia y personajes, más rincones voy descubriendo y en todas me siento cómodo".


R: ¿También realizás charlas en escuelas y caminatas para recorrer las casas más antiguas de la localidad ¿Cómo surgió esta idea? 

J.J.V: "Lo de las caminatas nació de una propuesta de posibles circuitos hecha en el blog. La idea era proponer salir a caminar pero teniendo alguna guía de sitios de interés que se podían encontrar en el recorrido. En el 2010 una amiga, Miriam, se prendió a la idea, redactó un proyecto formal y sugirió abandonar la virtualidad y realizar esas caminatas en forma real".

"Tibiamente lanzamos la invitación y con gran sorpresa hubo una importante participación. Desde entonces, y con distintos ritmos, vengo organizando estas caminatas, solicitadas también por colegios e instituciones, a las que se le pueden sumar las visitas guiadas hechas a la Agrupación de Comunicaciones 601, que conserva edificios que pertenecieron a la Estancia Grande de la familia Bell".

Las caminatas por City Bell fue otro de sus exitosos proyectos.


R: ¿Cómo creés que se encuentra City Bell actualmente? 

J.J.V: "Creo que se encuentra en medio de un torbellino, un choque de los aires de pueblo con un tornado comercial. Hay una serie de valores tradicionales y propios de este lugar, que se podrían simplificar como: una vida tranquila, el contacto con los vecinos, el cuidado del ambiente, los juegos en la calle, el compromiso con el terruño, el respeto al prójimo y muchos otros más que cada uno podrá agregar".

"Estos valores se empiezan a perder porque el crecimiento desmedido y las olas de visitantes hacen que el centro de City Bell ya no sea un lugar tranquilo, no conocemos a nuestros vecinos, talamos los árboles para mejorar la visualización de los comercios, la calle es un territorio salvaje, los nuevos habitantes llegan sin conocer la historia (y no se puede querer algo que no se conoce) y los ruidos, música estridente, estacionamiento en lugares prohibidos y otros excesos distan mucho de ser señales de respeto".

"Es muy difícil pelear contra esta nueva situación. Particularmente creo que la única oportunidad que tengo para hacer algo para que no se pierdan definitivamente esos valores es contarle la historia y mostrarle los rincones de interés a todo aquel que sienta interés y muy particularmente a los chicos, los que heredarán lo bueno o lo malo que les dejemos".


R: ¿Considerás que el progreso de los últimos años atenta contra la identidad del lugar? 

J.J.V: "Sí, claramente. Muchas veces a los que andamos atrás de la historia y del rescate de las cosas del pasado nos han acusado de 'oponernos al progreso'. En esos casos a mi me parece primordial e indispensable hacer la pregunta: ¿qué es el progreso? Y en general las respuestas apuntan al desarrollo comercial, al movimiento de visitantes de localidades vecinas, al 'polo gastronómico', al ambiente rodeado de plantas, etcétera".

"La RAE define a progreso como: Acción de ir hacia delante / Avance, adelanto, perfeccionamiento. Y yo pregunto si siempre es bueno ir hacia adelante, por ejemplo cuando llegamos al borde de un precipicio, cuando obramos mal, cuando nos peleamos... A veces hay que dar un paso atrás o al costado y elegir un nuevo camino". 

"Por otro lado me pregunto si ese pretendido progreso alcanza a todos los rincones de City Bell o es solo un espejismo que se desarrolla en Cantilo. También me pregunto si no sería verdaderamente progreso tener agua corriente y cloacas en todos los barrios, si no sería progreso que hubiera un hospital o al menos una guardia nocturna, me pregunto cuántos años hace que no se levanta una nueva escuela pública a pesar del crecimiento demográfico. Definamos 'progreso' y después hablamos".

La zona comercial de City Bell creció a pasos agigantados en los últimos años.


R: ¿Te preocupa el flagelo de la inseguridad? 

J.J.V: "Sí, por supuesto. Los casos de inseguridad son pasos hacia atrás y no es sencillo el seguir avanzando después de un hecho de inseguridad. No puedo opinar con conocimiento pleno sobre el tema pero no puedo dejar de relacionar el tema de la inseguridad con la pobre educación recibida por cada vez más niños, con la pérdida del hábito del trabajo que ya se ganó a varias generaciones y con la impunidad que aparece cuando la justicia no funciona como debería".  

— "Sin una educación que oriente hacia el hábito del trabajo y una justicia que funcione, el delito ya es para muchas personas un trabajo, un empleo, y aunque hubiera una posición consensuada y todos nos comprometiéramos a transformarlo en una política de estado, va a llevar varias generaciones solucionarlo".


R: ¿Cómo imaginás a City Bell de acá a 10 años?

J.J.V: "Además de todas las incertidumbres motivadas por ser parte de este querido y sufrido país, el futuro de City Bell me preocupa porque los crecimientos exponenciales (como el de los comercios) no pueden seguir multiplicándose hasta el infinito. Inevitablemente habrá que cambiar la tendencia o asumir que en algún momento deberá colapsar".

"Como en las cadenas piramidales que cada tanto aparecen ofreciéndonos ganancias simplemente asociando a más personas a la cadena, llegará un momento en que la oferta será tan grande que no alcanzará la demanda de toda la población de City Bell ni la de localidades vecinas para responder a tamaña oferta".

— "Pero no pierdo las esperanzas de que el movimiento exponencial del crecimiento cambie y se convierta en un movimiento oscilatorio (como ha pasado en muchas oportunidades) en el que la tendencia sea (sin renunciar al verdadero progreso) volver a los valores que hicieron de City Bell un paraíso. Pensando en nuestros hijos, ese debería ser nuestro compromiso".


Agradecemos enormemente el tiempo brindado por Juan José Vendramín, quien gentilmente nos regaló los testimonios que seguramente dejarán pensando a más de uno, sobre todo de cara al futuro de la histórica localidad de City Bell.

Somos NexoNorte, la información transforma.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias