domingo 01 de agosto de 2021 - Edición Nº970

La Región | 11 jul 2021

NexoNorte Editorial

Arroyo Rodríguez: Cuando el sistema corrupto es el que enturbia las aguas

El último jueves, en el Puente Venecia, se llevó a cabo la segunda manifestación vecinal contra la codicia y la contaminación.


El pasado jueves 8 de julio, en la víspera del 205º aniversario de la independencia argentina, los vecinos del Arroyo Rodríguez convocaron a otra manifestación pacífica con el objeto de visibilizar la triste situación que atraviesan los barrios linderos al canal de agua que alguna vez, no hace tanto tiempo, fue algo que hoy parece imposible.

Otra vez con puntualidad feroz, casi impaciente, a las 17 clavadas se cortó el Camino General Belgrano, a la altura de 481, en Gonnet. Esta vez, y tal como manifestó una de las vecinas más activas en la pelea (contra los molinos), la reunión fue más austera. No hubo lugar para sonido profesional, para costosas impresiones de carteles ni nada por el estilo. 

A pulmón, como siempre, porque cualquier reclamo vecinal no necesita mucha bandera, no requiere de artificios ni espejitos de colores. El reclamo es genuino y no hace falta más que, otra vez, pulmones, pero para gritar.

Ganas de gritar sobran. ¿Hasta cuándo hay que esperar que los organismos competentes cumplan con sus deberes? ¿Para qué están? La contaminación a la que son sometidos los vecinos y el arroyo ya sopló más de una vela. Si algún lector no está anoticiado, la contaminación del arroyo es tal, que es nociva no solo para el medioambiente, el ecosistema, la flora y la fauna local. En los barrios linderos no se puede respirar. No es una exageración, el olor es insoportable, ni pensemos en el daño que ocasiona a la salud. 

Tan solo pasar a la vera del Rodríguez, allá por la Plaza Patagonia, da ganas de vomitar. No exagero un ápice. Cualquier vecino que haya pasado por ahí me va a dar la derecha, y la izquierda también. Es un asco. Es insoportable. Es inhumano. Es corrupto. Sí, corrupto.


Corte en el Camino General Belgrano a la altura del Puente Venecia.

¿Cómo se puede explicar que luego de estudios contundentes de la Autoridad del Agua la podredumbre siga igual?
¿Cómo puede ser que Frigorífico Gorina siga tirando mierda, sangre, químicos y andá a saber qué más en el arroyo? ¿Cómo puede ser que todo siga igual? ¿Cómo puede ser? Todos lo sabemos.

El informe de 2020 de Autoridad del Agua fue contundente, los barrios privados Grand Bell, Los Ceibos, Lomas de City Bell y El Cauce hacían caca en el arroyo. Frigorina ,como se lo conoce en el barrio, tira de todo, está probado, están los estudios, todos lo leímos. ¿y qué pasó? Nada, todo sigue igual.

Hay gente que ya piensa en mudarse, no es para menos, si no podés ni abrir la ventana de tu casa. Se supone que los habitantes de Gorina, Gonnet, Villa Castells y City Bell son privilegiados por vivir en un lugar con mucho verde, rodeados de naturaleza y aire puro. Bueno, se supone. ¿A quién le van a vender la casa? ¿Quién quiere vivir oliendo mierda? 

Autoridad del Agua clausuró el vuelco del frigorífico. O.P.D.S. (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) hace los controles los días que el frigorífico no trabaja. La Municipalidad de La Plata constató el vuelco de productos contaminantes, labró un acta de contravención y multó al Frigorífico de Gorina. Ni cosquillas les hace la multa, les conviene pagar esos menos de 10.000 doláres a hacer las cosas como corresponde, acondicionar el matadero y trabajar sin cagarse en los demás. Es más barato hacerlo así. Siglo XXI y a la vista de todos, en un caño asqueroso tiran todo, todo al arroyo. 

Todo sigue igual, todo sigue igual de mal. Y parece que los (i)responsables duermen en paz, deben ser cómodos los billetes. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias