lunes 29 de noviembre de 2021 - Edición Nº1090

Weekend | 14 nov 2021

¿Qué tengo que hacer?

Primavera y enjambres de abejas bajo la mirada de un especialista

Desde NexoNorte tomamos contacto con un especialista del barrio Los Porteños de City Bell: "Al haber abundancia de flores, néctar y altas temperaturas, se genera el clima propicio para que se genere una nueva reina en la colmena madre". Consejos y medidas a tomar ante la aparición de un enjambre.


Con la llegada del calor y de la primavera, también aterrizaron las abejas en la Zona Norte, incluso en casas particulares. Por este motivo, y ante cierta desinformación, mucha gente les teme y no sabe cómo reaccionar ante su presencia. En este sentido, desde NexoNorte, tomamos contacto con Nicolás Fragueiro, un apicultor que reside en el barrio Los Porteños.

Vale destacar que también, junto a su hermana Giselle, manejan el emprendimiento "Doña Timina Miel de Abejas". Sobre el motivo de por qué aparecen en esta época del año, aseguró: "Sucede a principios de la primavera, a partir de septiembre, octubre y noviembre. Son las épocas de enjambrazón, que va acompañado con lo que es la floración”.

A lo que agregó: "Al haber abundancia de flores, néctar y altas temperaturas, se genera el clima propicio para que se genere una nueva reina en la colmena madre, y van en busca de otro lugar con un grupo de abejas, se divide la colmena".

Desde NexoNorte te contamos qué hacer ante la aparición de un enjambre de abejas.

Y relacionó: "Entonces hacen paradas en ramas de árboles. Están las abejas llamadas exploradoras, que son las que buscan nuevos lugares para poder hacer el nido. Es muy habitual encontrarlas en los techos podridos o en árboles secos. La primavera les da lugar a reproducirse de esa forma, con una nueva reina, y con un grupo de miles de abejas obreras y algunos zánganos".

Mientras que al consultarle lo que se debe hacer cuando se detecta un panal de abejas, Fragueiro aseguró: "Cuando ellas recién están llegando se ve toda una nube de abejas que está revoloteando, en ese momento hay que meterse adentro de la casa, también las mascotas en caso de tenerlas. No suelen picar, pero puede ser peligroso". 

Por lo que explicó: "Hay que dejar que se asienten en un lugar, ellas están explorando nuevos lugares a la redonda para meterse en un hueco para poder hacer el nido. Cuando se ve el racimo de abejas hay que llamar a un apicultor, porque somos los que estamos capacitados para estar ahí, para rescatarlas".

Fragueiro fue contundente: "Cuando se ve el racimo de abejas hay que llamar a un apicultor".

Además, los Fragueiro también se dedican a rescatar los enjambres: "Tenemos todo el material, hacemos un poquito de humo si es necesario porque están agresivas. Nosotros vamos, ponemos un cajón abajo y se sacude despacito la rama, y con un pedacito de panal las vamos juntando. Una vez que llega la tarde, y se encuentran todas dentro del cajón, las retiramos del lugar, así no les queda ninguna revoloteando". 

Por lo que confirmó: "Si el enjambre está asentado en el lugar, porque dejan pasar mucho tiempo, entonces la tarea se vuelve más compleja porque hay que romper. Ya sea madera, techo o chapa. Ahí se ponen más agresivas porque les estás rompiendo su hogar".

Y por último, relató: "Si no molestan, tratamos de dejarlas en el lugar, por ejemplo si están en un árbol o en un techo alto. No nos gusta romper, porque en esos casos las abejas sufren y se defienden. Hay gente que esto lo entiende y lo respeta, y hay otro grupo que les molesta, y no les importa si se mueren o viven".

 

Por cualquier consulta les compartimos las vías de contacto para poder comunicarse con Nicolás y Giselle Fragueiro:

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias