martes 24 de mayo de 2022 - Edición Nº1266

La Región | 23 ene 2022

Basurales a cielo abierto

¿El problema de las canteras tiene solución?

Luego del incendio de la semana pasada ambientalistas reclaman la recuperación del espacio.


El incendio de la cantera de Hernández, que tuvo lugar días atrás, desató una vieja polémica en nuestra región. El siniestro, que se desarrolló en un contexto de incendios en casi todo el territorio, debido al intenso calor y la falta de precipitaciones, convocó también a de Defensa Civil y el SAME.

En la zona se generó inquietud y alarma. La columna de humo podía verse a varios kilómetros de distancia. Humo que no respondía solamente a pastizales quemados, también se estaba quemando basura y todo tipo de deshechos.

“La combustión que originó el humo que debieron respirar los vecinos, no surge solo de pastos secos, sino de innumerables materiales depositados allí por años, desde plásticos hasta metales”, resaltaron desde organizaciones ecologistas.
¿Qué se podría hacer con las canteras?


Más allá de estas referencias, bien se conoce que hace ya varias décadas que las numerosas canteras existentes en nuestro distrito –se habla de más de sesenta- significan la presencia de diversos problemas extremadamente complejos. Algunas de ellas resultan ser especialmente peligrosas, pues se han convertido en espejos de agua de gran profundidad, que año tras año han cobrado la vida de irresponsables bañistas. También es cierto que muchas de esas sesenta canteras se fueron convirtiendo en inmensos basurales a cielo abierto.

Si bien en alguna oportunidad se realizaron operaciones conjuntas entre la Municipalidad, la denominada Policía Ecológica y otros organismos policiales, los resultados no han sido satisfactorios. Las canteras siguen siendo basurales a cielo abierto, espacios desperdiciados. La contaminación no es sólo superficial sino también subterránea. Los filtrados frecuentemente llegan a las napas de agua, envenenando así uno de los recursos naturales más valiosos de la región.

Es importante señalar también que a medida que la urbanización se expande por la periferia, se carece de suficientes espacios verdes para ser usados como plazas, paseos y lugares de recreación. Las canteras ofrecen la alternativa de convertirse en esos espacios verdes que la ciudad reclama.

La ONG Nuevo Ambiente reclama mayor control a las actividades extractivas de la región y particularmente sobre cantera de Hernández piden por su saneamiento y remediación del lugar, de manera que pueda transformarse en un espacio verde.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias