domingo 04 de junio de 2023 - Edición Nº1642

City Bell | 10 may 2023

Historias de tu Barrio

🎁 Especial Aniversario City Bell: La historia detrás del tesoro Jesuita de 1695

¿Sabías que en un lugar emblemático de City Bell se encuentra exhibido un objeto de más de 300 años? Te contamos la historia de este tesoro histórico que inclusive cuenta con una obra de teatro comunitaria inspirada en su honor.


El territorio que hoy festeja su 109° Aniversario tiene una gran cantidad de datos, personajes, hechos y anécdotas imposibles de resumir en una nota. Lo que sí se puede afirmar es que fue transformándose a lo largo de los años. Las actividades productivas, la tenencia de la tierra y el desarrollo de un país naciente, fueron puntos imbricados entre sí que repercutieron en la geografía de City Bell.

 

***

Personajes de acá

Juanjo Vendramín se apasiona con el recorrido de su lugar. Tiene 68 años y hace 3 o 4 -no recuerda- se jubiló como personal civil de la Agrupación de Comunicaciones 601 de City Bell. Desde el Camino Parque Centenario se ve al personal militar recorrer las 25 hectáreas en el mismo lugar donde se encuentra el legendario casco de la Casona principal de la Estancia Grande. Es ingeniero y además de trabajar allí reparando equipos radioeléctricos de todo el país recopiló elementos históricos que lo unen con la historia de City Bell: mapas, folletos, planos y publicidades de los primeros loteos.

De hecho, cuando el periodista Guillermo Defranco escribía "City Bell, Crónicas de la tierra de uno" y se contactó con la familia escocesa para reconstruir el árbol genealógico, le pasaron el contacto de Juanjo Vendramín al ser un "reconocido estudioso del tema". Juanjo explica por qué el nombre correcto es Agrupación y no Regimiento: "Se llama Agrupación de Comunicaciones porque hay tres unidades funcionando ahí adentro: Batallón de Comunicaciones 601, Batallón de Operaciones Electrónicas 601 y Batallón de Mantenimiento de Comunicaciones 601".

Entre todas las referencias del lugar, él habla de las construcciones originales conservadas al día de hoy: "Cinco edificios. El casco principal, que es la casona principal, ahora alojamiento de oficiales. La casa de los caseros, que es donde funciona un museo de telecomunicaciones. La casa del mayordomo ahora casa de la jefatura. Un edificio chiquito que es un escritorio y un galpón de lanares que ahora funciona como capilla".

Juanjo remarcó que se llama "Agrupación de Comunicaciones 601" porque allí funcionan tres unidades.

Aunque sin dudas, para Vendramín, uno de los elementos más sorprendentes es una puerta. Pero no cualquier puerta, sino un ejemplar en madera tallada a "hachazos", pedida exclusivamente por una integrante de la familia (todo indica por Catalina Shaw): "Hay una puerta de 1695 aproximadamente, de un Templo Jesuita que hubo acá, hace aquellos años, y quedó la puerta, una puerta tallada con hachazos".

Sobre este tema, sumó: "La nieta de Jorge Bell, Lorna Bell, dijo que su abuela había hecho poner esa puerta en la entrada principal. Desde entonces la Casona es toda colonial y de calidad, con rejas, todas forjadas, y con una puerta que parece cortada a machete. La gracia que tiene es que es la puerta del Templo de los Jesuitas. Y está en pie todavía. Así que yo creo que esa puerta es el objeto histórico más antiguo que hay en la zona. Ir a verla y tocarla es toda una experiencia".

La puerta mencionada funcionó en el Templo Jesuita que la organización poseía en estas tierras. El establecimiento se remonta a las épocas coloniales. Primariamente el actual establecimiento, que incluye el Casco de Estancia Grande, fue construído por Ramón Rodríguez sobre las ruinas del Templo Jesuita. Él es quién le vende los terrenos a George Thomas Bell en 1846. Es por eso el énfasis de Juanjo a referirse a ella como el "objeto histórico más antiguo de la zona", con una fecha aproximada de construcción: 1695. Esa misma puerta le dió paso y albergó en su interior a un escuadrón militar inglés, en las invasiones donde desembarcaron en la Ensenada de Barragán, camino a Buenos Aires, para la segunda reconquista fallida. 
 

La puerta de 1695 de City Bell
La puerta tallada a hachazos de 1695

***

Historia hecha teatro

Sobre esa misma puerta giran muchas voces. De hecho, la historia que evoca compone una parte de la obra de teatro: "Templo, Estancia, Batallón", autoría del Teatro Comunitario La Caterva. La metáfora de ese elemento litúrgico sirve para introducirse, adentrarse, en la historia del pueblo.

Pablo Negri, director del grupo Teatro Comunitario La Caterva cuenta: "El espectáculo incluye el hecho pintoresco de la puerta, es interesante además saber que donde está hoy el casino de oficiales hay una puerta de 1695 que perteneció a un Convento Jesuita y por orden de la abuela de Lorna Bell, una de las herederas, se mandó a poner ahí en la Casona. Tomamos como metáfora esa puerta; cuando se atraviesa esa puerta se entra en la historia de la comunidad".

A lo que agregó: "Es muy interesante que los vecinos se acerquen a ver la obra y ver cómo al atravesar esa puerta se puede ingresar en la historia muy linda que muchos citibelenses que aún con muchos años en la localidad desconocen. El grupo de Teatro Comunitario La Caterva de City Bell surge en 2006, a través de la inquietud de unos 10 vecinos de la zona con ganas de conformar un grupo que pueda sumarse a la Red Nacional de Teatro Comunitario (conformada por 50 grupos)".

Negri también destacó: "Hace 17 años que estamos trabajando en la comunidad y ahora está integrado por 55 vecinos aproximadamente de todas las edades. Tenemos niños de 7, 8 años a compañeras, compañera en particular, de 94 años. Con 3 espectáculos en cartel y en este momento representando 'Templo, Estancia, Batallón' que cuenta la historia de la región a la manera de La Caterva con mucho humor y reflexión, yendo y viniendo del pasado al presente. Es nuestra construcción político comunitaria sin afiliaciones partidarias ni religiosa". 

Un pasaje de la obra de teatro: "Templo, Estancia, Batallón", del Teatro Comunitario La Caterva de City Bell.

Las composiciones que representa el grupo artístico se vinculan directamente con los hechos y vivencias ocurridos aquí, utilizando variados métodos. Al respecto, Pablo expresó: "Trabajamos con la memoria colectiva de todos los integrantes, con su aporte, las vivencias y anécdotas. Así se van construyendo los espectáculos. En el caso particular de 'Templo, Estancia, Batallón' se recurrió a documentación, información, y en particular al libro de Guillermo Defranco que habla de la llegada de la familia Bell y antes también".

Desde el Templo de los Jesuitas hasta el paso de los ingleses desde la Ensenada de Barragán hacia Buenos Aires. Todo eso ocurrió en los terrenos que hoy ocupa la Agrupación de Comunicaciones 601. Allí donde está el casino de oficiales es donde estaba el casco de la Estancia Grande de la familia Bell. En ese encadenamiento de historias, La Caterva cuenta la historia del pueblo.

El director, remató: "Lo interesante de contar la historia es tener presente bien de dónde venimos, por qué cada pueblo tiene su idiosincrasia, y la concepción de crear colectivamente posibilita la concreción de poder hacer acciones que lleven a modificar algunas cosas, para vivir en una comunidad mejor. Y elegimos el teatro que es lo que a nosotros nos gusta, y a partir de ahí es donde surgen las ideas y de lo que uno quiere hablar". 


***

Primero lo primero

Históricamente, parte del distrito del gran La Plata pertenecía a organizaciones nativas como los Pampas y Querandíes. Según el cronista colonial Ulrico Schmildl (acompañante de Pedro de Mendoza) relata la bienvenida de estos pueblos a los recién llegados peninsulares: "Dimos con un pueblo en que estaba una nación de indios llamados Carendies, como de 2.000 hombres con las mujeres e hijos, y su vestir era como el de los Zechurg (charrúa), nos trajeron de comer, carne y pescado".

En el Club Atlético y Fomento City Bell se encuentra una muestra histórica en la que se ve el mapa con los habitantes originarios: sobre lo que hoy es City Bell se encontraban los Caciques Allapen y Cacuti. Ante la consulta, las tierras de los líderes originarios las entregó Juan de Garay a los de su confianza, "con la gente que vivía allí incluída". 

El árbol genealógico que puede visitarse en la muestra histórica de City Bell.

 

***

Con bandera y escudo

George Thomas Bell de origen escocés, nacido en 1801, arribó a nuestro país en 1831, cuando el pais estaba en formación (nuestra Constitución Nacional se redacta en 1853). El gobernador de Buenos Aires, Mariano Acosta, es quien escritura para la familia Bell unas 639 hectáreas aproximadamente entre Ruta 36 y Ruta 2. Con esta adquisición, la Estancia Grande totalizó casi 13.000 hectáreas que iban entre: el Río de La Plata - Ruta 2, y de Avenida 520 - a la Estancia San Juan de los Iraola (Villa Elisa). 

Inicialmente adquieren territorio en lo que hoy es Monte Grande y Temperley (allí se encuentra un palacio denominado La Chacra). Según el documento "City Bell, Crónicas de la Tierra de Uno" de Guillermo Defranco, George Thomas Bell (1801-1879), dividió la Estancia Grande en varios terruñios: "Archivaldo se hace cargo de Estancia Chica, Tomás de Estancia El Rincón, que comprende la actual casa de campo del Colegio de Abogados, el haras Firmamento, y el Colegio Mater Ter Admirabilis, en cuanto que Jorge Bell hereda lo que hoy es la guarnición militar". Por consiguiente, la localidad que hoy cumple 109 años. 

✔ Un dato de color: Tomas Bell fue socio fundador del legendario diario Buenos Aires Herald, siendo el editor por más de 30 años.

 

***

Mirada porteña

En 1910 el diario La Nación bajo el título "Jorge Bell - Estancia Grande - Estación Villa Elisa (F.C. a La Plata)", publicaba:

"La Estancia Grande ha concurrido a todas las exposiciones celebradas en Palermo, bajo los auspicios de la Sociedad Rural Argentina, obteniendo los más altos premios por los productos presentados. Hay siempre venta de padrillos Clydesdale, Shire y Hackney, toros y vacas Durham, potros, novillos y capones para exportación. (...) El señor Bell posee además dos establecimientos; La Pacífica en Tandil, y La Favorita en Balcarce -sumando así 45.000 hectáreas totales-. Estas dos estancias envían a La Grande sus productos para invernar".

En 1910, Haras Jorge Bell ganó el Primer Premio de la Sociedad Rural Argentina, con un equino Rom Blossom. Imagen: Archivo General de la Nación.

 

***

Son incontables los hechos relevantes que quedaron grabados en las retinas de las y los vecinos del barrio, como el día en que aterrizó de urgencia un avión de Pan American Airways a la altura de la actual Calle 30, cercano a las tierras de Mercuri. No entrarían todos los recuerdos vividos y experimentados por cada persona en una publicación.

Más allá de referirse a lo que pasó como algo caduco, el pasado es la causa de nuestro presente. Por eso para entender muchos "porqués" se recurre al origen. Eso es lo que piensa Juanjo Vendramín: "Nos tratan de dinosaurios, de querer dejar todo como era antes. Y no es así, estamos de acuerdo con el progreso, pero hay cosas que necesitan conservarse. Además se pone todo al servicio de vender más, por eso adornan las calles. Pero hace años que no hay una nueva escuela pública, las tuberías de agua son las mismas de cuando yo nací. Eso también es progreso".

NexoNorte, la información transforma.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias