s谩bado 23 de septiembre de 2023 - Edici贸n N潞1753

Weekend | 3 sep 2023

Vecinos que Cuentan Historias

馃ぉ 驴C贸mo era la Calle Cantilo de City Bell hace 70 a帽os?

Un nuevo relato extra铆do del libro del Club Atl茅tico y Fomento City Bell. En esta ocasi贸n, una cr贸nica detallada sobre los negocios, hechos y personajes que le dieron calor y color al Centro Comercial de la Calle Cantilo a mediados de la d茅cada de 1950.


En una nueva entrega de extractos del libro "City Bell: Vecinos que cuentan historias", les compartimos el texto "La cuadra de mi barrio". El mismo fue publicado por Jorge B眉chele, hijo de "Toby"聽y nieto de Don Tob铆as, uno de los fundadores de la localidad.

A lo largo de su relato, B眉chele realiza una cr贸nica sumamente detallada sobre c贸mo luc铆a la Calle 473 (Cantilo) a mediados de la d茅cada de 1950. Adem谩s, los personajes que le dieron vida a los primeros a帽os del pueblo, como las familias Valenti,聽Soruco, Garc铆a, Valpreda, Pasarelli, Galmarini, Randazzo y Milano entre otras.


Jorge B眉chele: La cuadra de mi barrio

Voy a contar lo que me acuerdo de mi cuadra y mi barrio all谩 por los a帽os 1954 y 1955, empezando con el Club Atl茅tico y Fomento City Bell.

En el barrio hab铆a muchos terrenos bald铆os, deshabitados, donde se pod铆a ir a jugar al f煤tbol, pero como a m铆 el f煤tbol no me interesaba mucho, andaba siempre con un grupo de amigos. Uno de ellos era Carlos Garc铆a, que viv铆a en la panader铆a Sol de Mayo, cuyos due帽os eran los Valenti pero que la ten铆an alquilada a la familia Garc铆a.聽

El padre de Carlos ayudaba en la panader铆a pero, adem谩s, era carpintero y ten铆a su carpinter铆a en un patio grande en el fondo del terreno detr谩s de la panader铆a. Yo jugaba mucho con Carlos (incluso tomamos la primera comuni贸n juntos). 脥bamos al Club Atl茅tico, que ten铆a juegos en la esquina y sobre Jorge Bell, hamacas y pasamanos.

Tambi茅n en el Club Atl茅tico, mi prima y a la vez madrina, Helene B眉chele, era bibliotecaria, y ella fue quien me hizo socio del Club. Ella quer铆a que yo hiciera un deporte; de esa forma comenc茅 a aprender a jugar al b谩squet, cuando la cancha todav铆a no estaba techada y adem谩s serv铆a como pista de baile y muchos otros prop贸sitos.聽

Desde sus comienzos la casona del Club Atl茅tico y Fomento City Bell estuvo聽destinada a las actividades sociales.

En esa 茅poca el escenario era de madera y estaba ubicado sobre la Calle Cantilo. All铆 se hac铆an las fiestas de fin de a帽o del Estrada, los bailes de carnaval y de disfraces. Era un ambiente muy familiar, con toda gente conocida.

Hablando de Carnaval, recuerdo que se hac铆an los corsos en Calle Cantilo, desde Calle 7 y hasta Calle 2, pasando por el centro de la plaza Belgrano, asfaltada (que en esa 茅poca estaba abierta al tr谩nsito), mientras que la calle que marca el per铆metro era todav铆a de tierra.聽

Todos los pl谩tanos que hab铆a sobre Cantilo los hab铆a hecho plantar mi abuelo. Hab铆a pl谩tanos hasta la Avenida Sarmiento, y m谩s arriba, para铆sos. Lamentablemente luego fueron reemplazados por acacias bola y, 煤ltimamente, por jacarand谩s que terminan creciendo todos torcidos.

En aquel entonces, cuando se hac铆a referencia a Cantilo (la 煤nica asfaltada) o a sus paralelas, se indicaba la direcci贸n diciendo que se iba "para abajo"聽cuando se iba hacia la Estaci贸n o "hacia arriba"聽cuando se marchaba hacia el Camino General Manuel Belgrano.聽

Con esta aclaraci贸n vamos a hablar de mi cuadra (Cantilo entre Jorge Bell y 4) yendo "hacia arriba"聽y empezando por la vereda de los n煤meros impares (derecha, subiendo desde la estaci贸n).聽

Saliendo del Club y cruzando Jorge Bell estaba la panader铆a Sol de Mayo, y cruzando la Calle 5, un gran terreno vac铆o y la carpinter铆a de Gildo Valpreda (mucho m谩s antigua que la de Garc铆a). Sol铆a ir a esa carpinter铆a y, con el permiso de Don Gildo, buscaba retazos de madera en un caj贸n detr谩s del banco de trabajo, para hacer autitos y otros juguetes.

Despu茅s de la carpinter铆a ven铆a la carnicer铆a de Passarelli o Pasarello. Al principio siempre se dec铆a "vamos a lo de Pasarelli", pero despu茅s apareci贸 el apellido como Pasarello y no s茅 c贸mo fue el tema. Recuerdo que los clientes de la cuadra ven铆an a comprar la carne con el plato y all铆 se llevaban lo que compraban.

No hab铆a bolsas, y tampoco se generaban muchos residuos. Pasaban una vez por semana los carros de la basura de la Municipalidad de La Plata, que eran carros volcadores; pero habitualmente no hab铆a mucha cantidad de basura, y se sacaba en tachos. Incluso, algunas veces la basura no se sacaba a la calle, sino que el basurero entraba a las casas a recogerla.聽

La esquina de la cuadra en donde viv铆a聽Jorge B眉chele

Adem谩s, se generaban muy pocos residuos porque en casi todas las casas hab铆a un gallinero o alg煤n conejo que se alimentaban con las sobras. Otra cosa fundamental en aquella 茅poca: la quinta. En el fondo de la carnicer铆a hab铆a un departamento que alquilaban y que, por entonces, era ocupado por la familia Feitos.

A continuaci贸n de la carnicer铆a viv铆an mis t铆os:聽Juana B眉chele y Esteban Galmarini. Esa casa despu茅s fue comprada por Jos茅 Randazzo. Luego ven铆a un terreno bald铆o donde despu茅s hizo su casa mi hermano Carlos. Mi pap谩 ten铆a un cuarto de manzana, as铆 que estaba el terreno donde vive mi hermano, despu茅s ven铆a la casa antigua de mi pap谩 y un terreno vac铆o hasta la esquina de Calle 4. En ese terreno mi pap谩 hac铆a la quinta.聽

Con el tiempo mi mam谩 quiso tener una casa nueva pero m谩s chica, entonces mi pap谩 le vendi贸 a Bugueiro el terreno de la esquina y con ese dinero pudo levantar la casa nueva. Mi pap谩 era el encargado de la usina el茅ctrica; cuando pas贸 a CADE (Compa帽铆a Argentina de Electricidad) pararon el generador, luego sacaron el motor, hasta quedar s贸lo el edificio.聽

Entonces la oficina de CADE funcion贸 en mi casa, y el tel茅fono de la usina, uno de los pocos que hab铆a (ten铆an tel茅fono el Dr. Raffi, Trebino y unos pocos m谩s) pas贸 a ser el tel茅fono de nuestra casa desde donde mi pap谩 atend铆a los pedidos y reclamos.

La casa de mis padres ten铆a un garaje donde mi pap谩 junto con Roger Soruco pusieron una viner铆a en la que se vend铆a el vino suelto. El vino ven铆a de Mendoza en bordelesas grandes, con el vino tinto, el blanco y el clarete (que ahora ser铆a el rosado), y en bordelesas m谩s chicas ven铆an el moscato y otros vinos dulces.聽

Los que m谩s se vend铆an eran el tinto y el blanco. La gente ven铆a al negocio con la botella o la damajuana vac铆a y all铆 se traspasaba el vino que se vend铆a por litro. Roger Soruco, mientras se ocupaba del negocio, estaba estudiando radiolog铆a. En alg煤n momento cerraron la viner铆a y Roger abri贸 en el mismo local una casa de fotograf铆a bajo el nombre de "Foto Roger".

En el gallinero de ese lote en la esquina de Cantilo y 4 hab铆a doce plantas de mandarinas. En la 茅poca en que maduraban, yo las juntaba, pon铆a un puestito, y las vend铆a en la puerta de la viner铆a. Cruzando la Calle 4 hab铆a un terreno bald铆o donde Felipe Milano (padre de Roberto y abuelo de Rub茅n) ten铆a un caballo.聽

Para ese entonces ya ten铆an la verduler铆a sobre la Calle 4. En esa esquina se comenz贸 una construcci贸n que estuvo mucho tiempo parada, y donde luego funcion贸 la chatarrer铆a que atend铆a Felipe y luego continu贸 Roberto.

Siguiendo hacia "arriba", hab铆a una rotiser铆a (donde m谩s adelante estuvo "El Poyino"), tambi茅n con un departamento en el fondo ocupado por sus due帽os; completando esta cuadra corta estaba la tienda "Sa-ho", y a continuaci贸n, la plaza.

Un vistazo de c贸mo luc铆a la Calle Cantilo hace 70 a帽os.

A esa plaza 铆bamos a jugar. Hac铆amos carritos con rulemanes y corr铆amos alrededor del m谩stil porque reci茅n hab铆an puesto las lajas nuevas, bien niveladas. Ahora vamos a hablar de la vereda de enfrente, yendo para arriba en los n煤meros pares.聽

La esquina de Jorge Bell y Cantilo era un terreno bald铆o que pertenec铆a al almac茅n de Pontalti, una persona muy conocida en el pueblo. Pontalti y mi pap谩 jugaban al ajedrez en el Club Atl茅tico, compitiendo entre s铆 y participando de torneos.聽

En aquella 茅poca no hab铆a bolsas para las compras. Los productos como yerba, harina, az煤car y fideos se almacenaban a granel en grandes cajones de madera y se vend铆an sueltos por peso. El almacenero tomaba un trozo de papel de "estraza", colocaba la mercader铆a en el centro y cerraba el paquete haciendo repulgues desde ambos extremos, formando una especie de empanada de papel.聽

Como era muy com煤n en la 茅poca se usaba el sistema de venta "con libreta"聽en la que se iban anotando las compras y que eran pagadas a comienzo de mes, cuando se cobraba. Hab铆a palabra y confianza. Despu茅s de Pontalti ven铆a el Correo, una oficina al frente con una casa al fondo ocupada por el jefe de la dependencia.

A continuaci贸n segu铆a el Colegio Estrada, que inicialmente era una casa de familia adaptada para funcionar como escuela. Yo hice 1潞 inferior y 1潞 superior en la Escuela N潞 12, pero como era medio vago para caminar ped铆 pasar al Estrada, y despu茅s de mucho insistir me anotaron en el colegio que ten铆a solamente hasta 3潞 grado, y cuyas aulas eran adaptaciones de dormitorios, comedor y hasta del garaje.聽

Con los a帽os fueron incorporando otros grados. Para eso compraron terrenos que daban a Jorge Bell, que eran de los Valenti y eran usados como dep贸sito de arena y piedras. El聽corral贸n se mud贸 entonces enfrente, en la esquina de Cantilo y Jorge Bell, frente al club.

Despu茅s del Estrada ven铆a la "borracher铆a"聽(as铆 se le dec铆a), un bar de bebidas alcoh贸licas con el t铆pico mostrador de esta帽o donde los parroquianos se juntaban a jugar al truco y tomar algo despu茅s del trabajo. M谩s adelante el bar se vendi贸 y lo compr贸 Balderrama, cuya esposa era cu帽ada de la ex presidenta, y cambi贸 el estilo del negocio, mejor贸 la limpieza, dej贸 de ser un lugar de gente "pesada"; hasta tuvo un televisor en el sal贸n.

Yo aprovechaba y a las 4 o 5 de la tarde me arrimaba a la vidriera a ver dibujos animados. Como a esa hora no hab铆a mucho p煤blico, el due帽o me permit铆a sentarme en una de las mesas y desde all铆 ve铆a los programas de los pocos canales que hab铆a. M谩s tarde el boliche se cerr贸 y la se帽ora de Balderrama puso una renombrada casa de caf茅s y bomboner铆a: "Los Mandarines".

La puerta de la Escuela Estrada y los peque帽os alumnos.

A continuaci贸n hab铆a un terreno con un port贸n en el frente y un galp贸n en el fondo donde Jos茅 Randazzo ten铆a una viner铆a. Luego estaba la inmobiliaria de Caloyero y Randazzo, con una casa en el fondo (actualmente farmacia y consultorios). All铆 trabajaba la que fue despu茅s mi mujer, Adela. La conoc铆 cuando hice el servicio militar; cuando sal铆a de franco, como sol铆a hacerse en esa 茅poca, sal铆amos a tomar fresco a la vereda, y all铆 la conoc铆.

Siguiendo para "arriba", pegado a Randazzo estaba Adjemi谩n, el "sastre el茅ctrico". El armenio Garabet Adjemi谩n ten铆a originalmente una sastrer铆a y se ve que en alg煤n momento se cans贸 de ese rubro o se hizo antiecon贸mico, la cuesti贸n es que opt贸 por el rubro el茅ctrico y transform贸 el letrero de "Sastre"聽convirti茅ndolo en "Sastre El茅ctrico".聽

Ten铆a dos hijas y un hijo. El var贸n fue el reconocido actor Mart铆n Adjemi谩n. Era bastante bohemio y una de sus facetas art铆sticas ten铆a que ver con la ejecuci贸n del clarinete. Recuerdo que a la hora de la siesta, despu茅s del almuerzo, 茅l practicaba con su instrumento, lo que atentaba con el descanso de todos en la cuadra.

Cuando ese local se vendi贸, lo compr贸 Jos茅 Randazzo, y puso m谩quinas de juegos (el primero en City Bell). All铆 tambi茅n estuve trabajando como cajero, cuando ya ten铆a veinte a帽os; finalmente lo compr贸 Nilda Fern谩ndez Uliana y abri贸 su Galer铆a Gauguin.

Siguiendo estaba el comercio de compostura de calzados (actual negocio de ropa) de Sarkis Minassian (hermano o familiar del padre de Kurken). En el mismo lugar, donde hoy hay un vivero, tambi茅n lo hab铆a en aquel entonces. Su propietario era Gui帽az煤 (que viv铆a en Calle 15). Unos a帽os m谩s adelante se fueron a vivir a Mendoza.聽

El negocio de Valenti y los juegos del Club Atl茅tico. Foto: CityBellViva.

Recuerdo cuando cargaron todo en un cami贸n Chevrolet '28 y en 茅l se traslad贸 toda la familia a Mendoza, el matrimonio y cuatro hijos. Uno de ellos, Rub茅n, ten铆a mi edad y con 茅l and谩bamos a las andanzas con los Capolongo.

En ese terreno, antes de que se instalara el vivero, se hac铆an las kermeses. Tal vez se usaba tambi茅n parte del terreno de la sastrer铆a porque en ese entonces todos los terrenos eran bald铆os y se comunicaban entre s铆. All铆 se hab铆a hecho una pista de ladrillos y se organizaban kermesses a beneficio para fin de a帽o y para los carnavales. Una de las instituciones favorecidas con estos eventos era la Escuela 12, que originalmente estaba en Calle 8 entre 15 y Pellegrini.

Al lado de este terreno estaba la Delegaci贸n Municipal, una casa adaptada que despu茅s funcion贸 como Registro Civil, y en cuyos fondos viv铆a el "abuelo Durso". All铆 hab铆a un ba帽ito, y tras una cortina de bolsas de arpillera dorm铆a 茅l sentado en una perezosa. La comida se la hac铆a Mar铆a Bugueiro, que viv铆a al lado.

En esa casa naci贸 el kiosco "El Pucho". Como la casa estaba retirada tres metros de la l铆nea municipal, Bugueiro aprovech贸 ese espacio e hizo una casilla de madera, con una ventana en el frente que se levantaba como techo y all铆 comenz贸 el kiosco. M谩s tarde se levant贸 un angosto local de material que se conectaba directamente con la cocina de la casa. El kiosco vend铆a diarios, cigarrillos, golosinas y de todo un poco. Despu茅s, cuando mi pap谩 le vendi贸 el terreno de la esquina de Calle 4 y Cantilo, hicieron el kiosco actual y otro local.

Al lado de la casa de Bugueiro hab铆a un terreno vac铆o donde Tonny Di Carlo puso un vivero. En ese entonces viv铆a en la zona de Abasto, en un barrio hecho por el gobierno de Per贸n para impulsar la inmigraci贸n japonesa. Ellos ten铆an un vivero grande all谩 y tra铆an plantas para su venta. En vacaciones de verano yo trabaj茅 un tiempo con Tonny repartiendo plantas en bicicleta.

Ya cruzando la Calle 4 en la esquina estaba la farmacia de Abel Guglielmino y a continuaci贸n su casa. La cuadra terminaba en la plaza con un terreno bald铆o. Yo ten铆a otro amigo llamado Orlando Gaudicio que viv铆a en una casa de madera ubicada a los fondos de una de material sobre Calle 4 entre Cantilo y 15 y que daba al terreno sobre la plaza, lugar donde "El Gallego" instal贸 la calesita.

Y all铆 terminaba mi cuadra, verdadero centro del pueblo, porque para arriba hab铆a quintas y terrenos grandes casi sin comercios.


驴C贸mo ser parte del Volumen 2 de "City Bell: Vecinos que cuentan historias"?

Pautas para ser parte de la segunda entrega de "City Bell: Vecinos que cuentan historias".

Correo para enviar trabajos o efectuar consultas para publicar en la segunda entrega de "City Bell: Vecinos que cuentan historias".

Lectura online y descarga de la primera entrega de "City Bell: Vecinos que cuentan historias".

鈥 Para adquirir el ejemplar f铆sico de la primera entrega, los interesados deber谩n acercarse a la sede del Club Atl茅tico y Fomento City Bell, ubicada en Calle 473 entre 13 C y Diagonal 3.


Entregas publicadas del Volumen 1 de "City Bell: Vecinos que cuentan historias"

"La vuelta al mundo en una manzana": As铆 era City Bell hace 60 a帽os.

"D铆as de Carnaval": Los inolvidables festejos del Club Atl茅tico y Fomento City Bell en la d茅cada del 60.

"El Jard铆n 911 y su gente": Una instituci贸n modelo en City Bell que va por sus 60 a帽os.

"Algo sobre el Colegio Fray Mamerto Esqui煤": 驴C贸mo era City Bell y su ense帽anza hace 60 a帽os?

"El Savoia en los ochenta": Primeros amigos, travesuras y una infancia inolvidable en City Bell.

驴Sab铆as que City Bell tuvo su propio cine? Amanecer y ocaso de un sue帽o compartido.

驴Qui茅n fue Roberto Themis Speroni y cu谩l es su v铆nculo con City Bell?

La Casa Azul de Jorge Romero Brest: Un tesoro art铆stico que perdura en City Bell.

Due帽o de una pluma brillante: 驴Qui茅n es "El Hombre Olvidado" de City Bell?

Sus obras son tesoros en museos del pa铆s: Enrique Riccio y su lazo indeleble con City Bell.

El mayor acontecimiento en la historia de City Bell: La noche en que se cay贸 la luna.

F煤tbol de 茅poca en City Bell: 驴Qui茅nes jugaron en La Canchita del Negro Joya?

驴Cu谩l es la familia que vivi贸 en la primera casa de City Bell y d贸nde estaba ubicada?

5 mujeres luchando por un sue帽o: 驴Cu谩l fue el primer colegio privado de City Bell?

Un cura, cuatro maestras y un Jeep: As铆 naci贸 la Escuela Ceferino Namuncur谩 de City Bell.

Iconos: Tres mujeres, un sue帽o y la visi贸n de crear la primera galer铆a de arte de City Bell.

Un sue帽o llamado "Esperanza": La historia de la primera tienda de City Bell.

En primera persona: As铆 fue el verano de 1944 en la Estancia Grande de la Familia Bell.

驴C贸mo era City Bell hace 100 a帽os? 15 datos curiosos que seguro no sab铆as.

City Bell hist贸rico: 驴C贸mo eran las quintas linderas al Camino Belgrano en 1960?

NexoNorte, la informaci贸n transforma.

OPIN脕, DEJ脕 TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
M谩s Noticias

NEWSLETTER

Suscr铆base a nuestro bolet铆n de noticias